Para convencer a un cliente ¿debes dejar claras tus intenciones?

Según los resultados de un reciente estudio de investigación que aparece publicado en el Journal of Consumer Psychology, puede ser más fácil persuadir a otra persona si le dices claramente cuáles son tus intenciones, siempre que seas una persona atractiva.

Según dice el estudio mencionado anteriormente, las personas físicamente atractivas resultan más persuasivas si manifiestan claramente su intención de persuadir. Sin embargo, las personas menos agraciadas físicamente resultan más persuasivos si ocultan sus intenciones.

Según parece, tenemos tendencia a pensar que las personas atractivas tienen mejores intenciones. De ahí que confiemos en una persona atractiva, aunque nos diga claramente que su única intención es persuadirnos de algo. Pero si no eres muy agraciado físicamente, es mejor no decir claramente cuáles son tus intenciones.