¿Cuáles son los 5 rasgos universales de la personalidad?

Cada persona es única e irrepetible, sin embargo, la genética determina una gran parte de lo que somos. Se han hecho experimentos con mellizos que demuestran que aproximadamente el 40% de nuestra personalidad es heredada.

Los psicólogos llevan muchas décadas estudiando la personalidad. La mayoría está de acuerdo en que las personas se agrupan en torno a cinco grandes rasgos universales de personalidad:

  • Extraversión / introversión: hay personas que son más sociables, más habladoras, más asertivas, que no tienen miedo a expresar sus sentimientos, y otras personas que son más introvertidas y apenas comparten cosas con los demás.
  • Conciencia: hay personas que son más organizadas que otras, más detallistas, que se toman las cosas muy en serio (concienzudas), que son muy disciplinadas y que prefieren planificar las cosas en lugar de dejar todo a la improvisación.
  • Estabilidad emocional (neuroticismo): hay personas que son, digamos, más racionales, que actúan más con la cabeza, y otras que tienen un comportamiento más neurótico, con cambios frecuentes de humor, que se dejan dominar por las pasiones y que actúan de forma más impulsiva.
  • Trato con los demás: hay personas que son más cooperadoras, que, en general, son más amables, que disfrutan ayudando a los demás, que les gusta trabajar en grupo y que, en general, caen bien, y otras personas que tienen lo que popularmente se conoce como “mal carácter”, suelen llevar la contraria a todo el mundo, son más suspicaces, son inflexibles cuando adoptan una postura o toman una decisión y, en general, “chocan” con los demás.
  • Curiosidad: Hay personas que son más curiosas que otras, que siempre quieren aprender nuevas cosas, sentir nuevas sensaciones, que son más creativas y que odian hacer siempre lo mismo, y otras personas que prefieren no correr ningún riesgo y mantener una rutina, donde se sienten más seguras.

La mayoría de las personas NO tienen una personalidad demasiado marcada y se sitúan a medio camino entre los dos extremos para cada uno de estos rasgos, aunque siempre tengan un cierto sesgo.

¿Conoces nuestro curso de ventas?