Mejora la productividad de tus empleados con un curso de ingles para empresas

En este artículo te explico cómo mejorar la productividad de tus empleados con un curso de inglés para empresas.

Cursos de inglés para empresas

Qué son los cursos de inglés para empresas

Un curso de inglés para empresas (curso inglés empresas) es un programa educativo diseñado específicamente para satisfacer las necesidades lingüísticas de una empresa y sus empleados.

Estos cursos están diseñados para mejorar las habilidades de comunicación en inglés dentro del contexto empresarial, centrándose en vocabulario y situaciones que son relevantes para el entorno laboral.

Los objetivos de un curso de inglés para empresas incluyen mejorar la capacidad de los empleados para comunicarse efectivamente en inglés en reuniones, presentaciones, negociaciones, correspondencia por correo electrónico y otras situaciones laborales típicas.

Efectos de un curso de inglés sobre la productividad de los empleados

Un curso de inglés tiene efectos positivos en la productividad de los empleados:

  • Mejora de la comunicación: El dominio del inglés permite una comunicación más efectiva tanto dentro como fuera de la empresa. Los empleados pueden entender y expresar ideas de manera más clara, lo que puede reducir errores y malentendidos en las comunicaciones internas y externas.
  • Facilita la colaboración internacional: En un entorno empresarial globalizado, el inglés es el idioma de comunicación entre equipos internacionales y clientes. Un mejor dominio del inglés facilita la colaboración con colegas y clientes de todo el mundo, lo que puede impulsar la eficiencia en proyectos internacionales y mejorar las relaciones comerciales.
  • Acceso a recursos y conocimientos: Muchos recursos, materiales de referencia y conocimientos técnicos importantes están disponibles en inglés. Los empleados con habilidades en inglés tienen acceso a una amplia gama de información y recursos que pueden ser útiles para su trabajo, lo que puede aumentar su capacidad para resolver problemas y tomar decisiones informadas.
  • Mayor confianza y motivación: A medida que los empleados adquieren habilidades en inglés, se sienten más seguros para asumir responsabilidades que involucren el uso del idioma. Esto aumenta su motivación para participar en proyectos internacionales o aceptar puestos que requieran habilidades lingüísticas en inglés, lo que lleva a un aumento en la productividad.
  • Mejora de habilidades de presentación y liderazgo: El inglés es el idioma utilizado en presentaciones, conferencias y discusiones empresariales en las grandes corporaciones multinacionales. Un curso de inglés ayuda a los empleados a mejorar sus habilidades de presentación y liderazgo, lo que les permite comunicarse de manera más efectiva en situaciones profesionales y liderar equipos con mayor confianza.

Tipos de formación en inglés para empresas

Existen varios tipos de formación en inglés adaptados a las necesidades específicas de las empresas y sus empleados:

  • Clases presenciales: Estas clases se llevan a cabo en un lugar físico, como en las instalaciones de la empresa o en un centro de formación. Los instructores brindan lecciones estructuradas y actividades prácticas para mejorar las habilidades lingüísticas de los empleados.
  • Clases virtuales en tiempo real: Similar a las clases presenciales, pero se llevan a cabo en línea a través de plataformas de videoconferencia. Esto permite a los empleados participar en la formación desde cualquier ubicación con acceso a internet.
  • Plataformas de aprendizaje en línea: Estas plataformas ofrecen cursos de inglés a través de contenido digital accesible en cualquier momento y lugar. Los empleados pueden aprender a su propio ritmo y acceder a una variedad de recursos, como videos, ejercicios interactivos y pruebas de evaluación.
  • Tutorías individuales: Algunas empresas optan por ofrecer tutorías personalizadas, donde un instructor trabaja uno a uno con un empleado para abordar áreas específicas de mejora en inglés.
  • Programas de inmersión lingüística: Estos programas son intensivos y suelen realizarse durante un período concentrado, como una semana o un mes. Los empleados se sumergen en un entorno donde el inglés es el idioma principal de comunicación, lo que acelera su aprendizaje y mejora su fluidez.
  • Sesiones de práctica de habilidades específicas: Estas sesiones se centran en desarrollar habilidades lingüísticas específicas que son relevantes para el entorno laboral, como la comunicación en reuniones, la redacción de correos electrónicos profesionales, la negociación comercial, entre otros.
  • Formación cultural: Además del idioma en sí, las empresas pueden ofrecer formación en aspectos culturales relacionados con el idioma inglés, como normas de etiqueta empresarial, diferencias culturales en los negocios y sensibilización intercultural.

Curso de inglés para empresas o academia de inglés ¿Cuál es mejor?

La elección entre un curso de inglés para empresas y una academia de inglés depende de varios factores:

  1. Personalización y relevancia: Un curso de inglés para empresas es más efectivo para satisfacer las necesidades lingüísticas específicas del entorno laboral. Estos cursos pueden adaptarse para enfocarse en áreas de comunicación relevantes para la empresa, como la redacción de correos electrónicos empresariales, la participación en reuniones internacionales, la negociación de contratos, etc. Por otro lado, una academia de inglés ofrece una formación más generalizada que puede no estar tan directamente alineada con las necesidades de la empresa.
  2. Flexibilidad: Las academias de inglés ofrecen horarios flexibles para adaptarse a las agendas de los estudiantes. Sin embargo, los cursos de inglés para empresas también son flexibles y pueden programarse para adaptarse a las necesidades específicas de la empresa y sus empleados.
  3. Coste: Los cursos de inglés para empresas pueden ser más costosos que matricularse en una academia de inglés, especialmente si se personalizan para las necesidades específicas de la empresa. Sin embargo, algunos programas de formación empresarial ofrecen descuentos por volumen o tarifas grupales, lo que puede hacer que la opción de empresa sea más rentable.
  4. Cohesión y colaboración: Un curso de inglés para empresas fomenta la cohesión y la colaboración entre los empleados, ya que todos están aprendiendo juntos y aplicando sus habilidades en el contexto de su trabajo. Esto promueve una mayor comunicación entre empleados y un ambiente de trabajo más colaborativo.

En resumen, tanto los cursos de inglés para empresas como las academias de inglés son medios efectivos para aprender inglés. Sin embargo, un curso de inglés para empresas es más indicado en el caso de una empresa que quiere formar a sus empleados en el manejo de la lengua inglesa para ejercer mejor su trabajo y, por lo tanto, puede ser más rentable, aunque el coste del curso sea algo mayor.

¿Conoces nuestro Curso de Ventas gratuito 100% online (con certificado personalizado)?

X