Grit: el rasgo de personalidad que te lleva directamente al éxito profesional

¿Qué es grit?

«Grit» es un rasgo de personalidad que se define como perseverancia y pasión por conseguir objetivos a largo plazo. Grit predice mejor el éxito en la vida que el cociente intelectual. Este nuevo rasgo de personalidad se menciona por primera vez en un famoso libro escrito por Angela Duckworth. Según se dice en el libro, grit tiene un mayor impacto sobre el éxito profesional que la inteligencia o el talento. Al parecer, las personas que puntúan alto en la escala grit mantienen su motivación ante adversidad.

La razón de que grit sea un rasgo de personalidad que conduce al éxito en la vida reside en el hecho de que las personas con alto grado de grit tienen la fuerza necesaria para concentrarse en superar los obstáculos que se interponen en su camino sin desviarse del rumbo trazado. Es decir, que la persistencia es posiblemente el aspecto más determinante de grit.

grit

La escala grit

El grado de grit de una persona varía de 1 a 5, siendo 1 el menor grado de grit y 5 el mayor grado de grit. Para calcular el grado de grit hay un test online, en inglés, que mide específicamente este rasgo de personalidad.

Los componentes de grit

Grit se puede confundir con otros rasgos de personalidad parecidos, como, por ejemplo, el autocontrol. Sin embargo, esto último no es lo mismo que grit. Autocontrol es la voluntad de elegir, entre las distintas opciones que tenemos a corto plazo, la más difícil, de manera que las personas con autocontrol deciden hacer ahora las tareas más complicadas en lugar de dejarlas para mañana, como les pide el cuerpo. Por el contrario, grit está relacionado con el largo plazo. Aquí tienes los principales componentes de grit:

Valiente

Si no te da miedo aceptar retos y asumir riesgos, perseguirás unas metas más ambiciosas. Por el contrario, las personas pusilánimes persiguen objetivos fáciles de conseguir. Incluso en el caso de que no consigas alcanzar tus objetivos al 100%, si eres ambicioso llegarás más lejos que las personas que se conforman con alcanzar objetivos más sencillos.

Apasionado

Para perseguir algo durante años es necesario tener verdadera pasión por alcanzarlo. Por eso la pasión es uno de los principales componentes de grit. Cuanto más apasionado seas, más probable es que sigas luchando por conseguir lo que buscas, incluso aunque las cosas se tuerzan temporalmente.

Pregúntate a ti mismo: ¿seguiría trabajando tan duro si no me pagaran por hacer lo que hago? Si la respuesta es que sí, entonces eres una persona verdaderamente apasionada por tu trabajo. La pasión por el trabajo bien hecho es un pasaporte hacia el éxito profesional.

Ambicioso, pero realista

Las personas con una alto nivel de grit no son perfeccionistas. La perfección es imposible de alcanzar, tan sólo podemos acercarnos. Si te obstinas en conseguir la perfección, siempre te sentirás decepcionado y es fácil que abandones antes de alcanzar los objetivos que persigues. Un alto nivel de grit no requiere objetivos demasiado ambiciosos, imposibles de alcanzar, sino objetivos ambiciosos, pero realistas. Las personas que no se frustran fácilmente y que aprovechan los fracasos para aprender y volverlo a intentar, a la larga, tienen más éxito.

La mentalidad de la persona exitosa

Según parece, hay dos tipos de persona. Aquellas personas que no quieren el cambio (inmovilistas) y las que buscan el cambio. Las personas inmovilistas creen que su personalidad e inteligencia vienen definidas de nacimiento y no se pueden cambiar. Para estas personas, el éxito es producto de estas capacidades innatas.

Las personas que tienen una mentalidad de cambio piensas que las personas pueden mejorar con el tiempo. También creen que el fracaso es parte del proceso de aprendizaje y que nos ayuda a ser mejores.

Creer que es posible mejorar hace que te esfuerces por aprender nuevas habilidades y esto tiene un gran impacto en tus logros. Las personas que buscan mejorar no miedo de cometer errores o quedarse cortos. Son personas que piensan que el fracaso no les convierte en fracasados, por eso este tipo de personas no tienen miedo a asumir ciertos riesgos y a intentar llegar lejos en la vida.

Este tipo de personalidad encaja perfectamente con el nuevo rasgo de la personalidad, el grit. El grit se define como la capacidad de levantarse cada vez que caes y no abandonar fácilmente ante las dificultades.

¿Cómo se puede desarrollar la cualidad grit?

Debes prestar atención a cómo te enfrentas al fracaso. Cuando cometes un error, no pienses que has perdido el tiempo intentando hacer algo. Al contrario, piensa en lo que has aprendido del fracaso. Si prestas atención a aquello que has hecho mal y lo intentas de nuevo, seguro que la próxima vez vas a hacer algo distinto. Cada vez que lo intentas adquieres nuevas habilidades. No te centres en lo que ha salido mal, sino en aquello que has conseguido, aunque sea un logro parcial o muy pequeño.

No es posible cambiar la forma de pensar de un día para otro, pero con esfuerzo y dedicación, una actitud correcta, a la larga, seguramente te llevará al éxito.


¿Conoces nuestro curso de ventas?