La formación bonificada en España

¿Qué es la formación bonificada?

La formación bonificada es un programa estatal de ayuda para la formación continua de trabajadores en activo que gestiona la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo (FUNDAE), antes Fundación Tripartita, que es la responsable de supervisar las acciones formativas que organicen las empresas.

La formación bonificada está regulada por la Ley 30/2015,  de 9 de septiembre, por la que se regula el Sistema de Formación Profesional para el empleo en el ámbito laboral.

Según el programa de formación bonificada, todas las empresas disponen de una cantidad anual para formar a sus trabajadores, llamada crédito. Pero no sólo las empresas reciben esta financiación, sino que las asociaciones, fundaciones y ONG´s también tienen derecho a percibir esta ayuda económica para la formación continua de aquellos trabajadores que tengan contratados. Los trabajadores autónomos no pueden beneficiarse de este tipo de formación bonificada, pero sí aquellos trabajadores que tengan en plantilla.

El contenido de las acciones formativas debe estar relacionado con el puesto de trabajo. La formación puede ser presencial, online, a distancia o mixta. La duración mínima de un curso debe ser de una hora.

La empresa tiene plena libertad para decidir la formación bonificada que necesiten sus trabajadores y puede organizarla cómo y cuándo quiera, bien por sí misma, o bien agrupándose con otras empresas y delegando todos los trámites en una entidad externa (antes entidad organizadora).

Las entidades que imparten la formación deben estar inscritas en el Registro de Entidades de Formación del SEPE. Contratar la formación con una entidad que no esté inscrita en este registro se considera una falta muy grave.

El crédito para este tipo de formación continua se hace efectivo mediante bonificaciones en las cotizaciones de la Seguridad Social, es decir, a diferencia de la formación subvencionada, que la paga directamente el Estado, la formación bonificada la paga inicialmente la empresa que organiza o contrata el curso y luego descuenta el coste del mismo de la cantidad a ingresar en concepto de cotizaciones sociales.

El crédito no es acumulable de un año para otro, es decir, si no se utiliza antes del 31 de diciembre, se pierde. La bonificación se puede hacer a partir del mes siguiente a la finalización del curso, nunca antes.

Formación bonificada: requisitos

Requisitos de las empresas para bonificar una acción formativa

Tener centros de trabajo dentro del Estado Español.

Cotizar por la contingencia de Formación Profesional.

Identificar en una cuenta separada o un epígrafe específico de su contabilidad todos los gastos de ejecución de las acciones formativas y las bonificaciones que se apliquen. Según la propia Fundación Tripartita, la bonificación se puede considerar una subvención, por lo que es posible crear una cuenta contable en el subgrupo 74 “Subvenciones a la explotación”, que podría denominarse “Ingresos por formación en el empleo”, o bien, en el subgrupo 75 “Otros ingresos de gestión”. En concreto, todos los gastos de ejecución de las acciones formativas y permisos individuales de formación, así como las bonificaciones que se apliquen, deben quedar identificados en cuenta separada o epígrafe especifico de su contabilidad bajo la denominación “formación profesional en el empleo”.

Informar a la representación legal de los trabajadores (si existe) sobre la acción formativa, participantes, fecha y lugar de ejecución y medios pedagógicos que se van a utilizar.

Someterse a las actuaciones de comprobación, seguimiento y control que decidan realizar los órganos competentes de la Administración.

No cobrar a los trabajadores participantes en las acciones formativas bonificadas cantidad alguna en concepto de formación.

No simular una contratación laboral con la única finalidad de que los trabajadores participen en acciones formativas bonificadas.

Hallarse al corriente en el pago de sus obligaciones tributarias frente a Hacienda y de las cotizaciones frente a la Seguridad Social en la fecha de aplicación de las bonificaciones.

Mantener durante un período de 5 años la documentación que justifica que las acciones de formación que haya organizado la empresa se han impartido.

Requisitos por parte del alumno

Ser trabajador acogido al Régimen General de la Seguridad Social al inicio del curso.

Haber cotizado por la contingencia de Formación Profesional.

Firmar los siguientes documentos

Ficha del Participante

Cuestionario de evaluación de calidad del curso

Control de asistencia original (sólo para cursos presenciales)

Recibí de diploma en original

Formación bonificada: cantidad disponible

Cantidad anual disponible para realizar acciones formativas bonificadas

El crédito disponible para realizar acciones formativas bonificables resulta de multiplicar la cuantía ingresada durante al año anterior en concepto de cuota de formación profesional por 0,7.

A la cantidad resultante se le aplica un porcentaje establecido en función del tamaño de la empresa, según la siguiente tabla:

  • Empresas de 6 a 9 trabajadores: 100%
  • Empresas de 10 a 49 trabajadores: 75%
  • Empresas de 50 a 249 trabajadores: 60%
  • Empresas de 250 o más trabajadores: 50%

Las empresas de 1 a 5 trabajadores, en lugar de un porcentaje sobre la cantidad ingresada en concepto de cuota de formación profesional, dispondrán de un crédito fijo de 420 € al año.

En el caso de que la empresa abra nuevos centros de trabajo a lo largo del año, al crédito de que disponga calculado de la manera anterior se sumará el resultado de multiplicar por 65 € el número de trabajadores incorporados a la empresa.

Las empresas de nueva creación, pese a que todavía no han cotizado por sus trabajadores, también disponen de un crédito para la formación, que se obtendrá multiplicando el número de trabajadores que figuren en el primer boletín de cotización a la Seguridad Social por la cantidad de 65 €.

Pulsa AQUÍ para acceder al simulador de crédito de la Fundación Tripartita y saber exactamente la cantidad de crédito para formación de que dispone tu empresa.

Cofinanciación por parte de las empresas

Las empresas han de realizar una aportación o “esfuerzo inversor” en función de su plantilla, y según la siguiente tabla:

  • Empresas de 1 a 5 trabajadores: 0%
  • Empresas de 6 a 9 trabajadores: 5%
  • Empresas de 10 a 49 trabajadores: 10%
  • Empresas de 50 a 249 trabajadores: 20%
  • Empresas de más de 250 trabajadores: 40%

Los costes salariales de los trabajadores que acudan a la formación no son bonificables, pero se computan para el cálculo de la cofinanciación. Así, si los cursos se imparten dentro de la jornada laboral, se puede cubrir con eso los gastos que suponen la cofinanciación del curso.

Para calcular el coste de la hora de trabajo se aplica la siguiente fórmula:

salario bruto anual (incluida la prorrata de las pagas extras) + Seguridad Social a cargo de la empresa + aportación a planes de pensiones + dietas y locomoción + complementos a cargo de la empresa / número de horas trabajadas según convenio o contrato laboral

Cantidad a bonificar por una acción formativa concreta

El importe máximo por el que una empresa que organiza una acción formativa puede bonificarse es el mínimo de estas 3 cantidades:

  • Factura del curso
  • Crédito de formación disponible
  • Máximo bonificable: La Fundación Tripartita marca un coste máximo por participante y hora de formación en función de la modalidad de impartición y el nivel de formación:
Modalidad Nivel de formación
Presencial
Básico Medio / Superior
9 € 13 €
A distancia 5,5 €
Teleformación 7,5 €
Mixta En función de las horas de formación presencial y a distancia o teleformación

Formación por niveles

  • Nivel de formación Básico: Materias transversales o genéricas, que capacita para desarrollar competencias y calificaciones básicas.
  • Nivel de formación Medio / Superior: Materias que impliquen especificación y/o capaciten para desarrollar competencias de programación y/o dirección.

Bonificación de gastos indirectos

Se cuantificarán todos los gastos en los que ha incurrido la empresa para el desarrollo de cada acción formativa. La bonificación de los gastos indirectos y de organización estará sujeta a los siguientes límites:

  • Costes indirectos: 10% del coste total de la actividad formativa
  • Costes de organización (costes de la entidad externa a la cual se encomiende la organización):
    • 20% para empresas de hasta 5 trabajadores
    • 15% para empresas de entre 6 y 9 trabajadores
    • 10% para empresas a partir de 10 trabajadores

Formación bonificada: cómo se aplican las bonificaciones

Una vez finalizada la formación, la empresa recupera el importe que le corresponde aplicándose una bonificación en la cotización a la Seguridad Social a partir del mes siguiente a la finalización del curso.

Las condiciones que establecen que un alumno ha finalizado el curso y que por lo tanto es bonificable son:

  • Presencial: Asistir al 75% de las horas del curso.
  • Teleformación: Realizar el 75% de los controles periódicos de seguimiento.
  • Blended: Cumplir los requisitos de cada una de las modalidades.

Por cada acción formativa se emite una factura que la empresa debe hacer efectiva antes de aplicar el descuento en los seguros sociales y, en cualquier caso, siempre dentro del año en que se realiza la formación.

La aplicación de la bonificación en la cotización exigirá que la empresa se encuentre al corriente de pago en sus obligaciones de cotización a la Seguridad Social.

Formación bonificada: dónde puedo encontrar más información

  • Pulsa AQUÍ si quieres saber más sobre el Programa Estatal para la Formación Continua de la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo.
  • Pulsa AQUÍ si quieres saber más sobre qué costes son bonificables.
  • Pulsa AQUÍ si quieres saber más sobre cómo bonificar un curso.